“Porque es en la cocina donde no hay imposibles,
donde no hay sin sabores y los sueños se cumplen,
donde se cuecen a fuego – no es ningún mito –
todas las historias y a los platos me remito”.
@alpuntoycoma_

Hola, somos las chicas de @alpuntoycoma_ (así nos encontrarás en Instagram y pinchando en nuestro BLOG) y hemos tomado el blog de MueveTuLengua. Así somos, nos invitan a entrar y nosotras nos metemos hasta la cocina. 😉

A partir de hoy, y todos los meses, os traeremos las mejores recetas de la casa (de la nuestra y de la de los autores de la editorial) al más puro estilo alpuntoycoma, es decir: cocinadas, emplatadas, fotografiadas y «poemadas» por nosotras.

Porque nos gusta cocinar y somos de buen comer, pero también la cocina nos inspira a escribir. Y así vamos cocinando, plato a plato, letra a letra. Porque creemos que con la cocina la letra entra, y que leer – ¿por qué no? – es como comer lo cocinado.

Esperamos que lo degustéis y lo disfrutéis, tanto como nosotras y, si sois lectores cocinillas, os animamos a poneros el mandil y a cocinarlas.

Ahora sí, empezamos en MueveTuLengua y lo hacemos con esta receta de quinoa con calabaza, coles de Bruselas, granada y menta. Ahí es poco. Y por supuesto siempre, siempre, siempre acompañada por las letras. Lo comido, por lo leído.

 

QUINOA CON CALABAZA, COLES DE BRUSELAS, GRANADA Y MENTA.

 

Llego a casa
y tú, que traes una granada entre los dientes,
te lanzas con un beso y estallamos.
Tú que vienes con semillas en las manos
me abrazas y me nacen cien mil flores.
Tú que un día llegaste
con un pan bajo el brazo,
sigues haciendo que cada día sea nuestro.

                                                 @alpuntoycoma_

Ingredientes (para 2 personas)

· 1 vaso de quinoa

· 1 trocito de calabaza

· 8 coles de Bruselas

· ½ cebolla Morada

· ¼ de puerro

· ½ granada

· Un ramillete de menta fresca

· Aceite de oliva virgen extra

· Pimienta negra recién molida

· Sal

Elaboración

  1. Empezamos lavando la quinoa para eliminar esa sustancia tóxica llamada saponina. Podemos enjuagarla bajo el grifo con la ayuda de un colador, o bien ponerla en un recipiente con agua, remover y colarla, repitiendo el procedimiento un par de veces para asegurarnos de que la quinoa queda limpia de toxinas.
  2. La proporción que seguimos siempre para cocinarla es de 3 partes de agua por 1 de quinoa. Así que ponemos a hervir 3 vasos de agua con sal y cuando llegue a ebullición, agregamos la quinoa. Dejamos hervir a fuego medio entre 12 y 15 minutos, hasta que vemos que el grano ha aumentado el doble su tamaño original y se ha quedado casi transparente. Si pasado este tiempo quedase todavía un poquito de agua, podemos apagar el fuego, taparla y dejarla en reposo un par de minutos.
  3. Al mismo tiempo que se hace la quinoa, ponemos a hervir las coles de Bruselas en un cazo con agua durante 8 minutos, aproximadamente. Después las retiramos del agua y las reservamos.
  4. Picamos la cebolla y el puerro, pelamos el trozo de calabaza y lo cortamos en daditos. Rehogamos estas verduras en una sartén o en un wok con un chorrito de aceite de oliva durante unos minutos. Salamos y las dejamos hasta que estén a nuestro gusto (según si las preferimos más hechas o al dente).
  5. Después, en la olla donde tenemos la quinoa reservada, incorporamos las verduras, incluidas las coles de Bruselas partidas por la mitad. Agregamos también las semillas de granada y mezclamos bien.
  6. Servimos y sazonamos con un poco de pimienta molida. Si hiciese falta añadimos un poquito más de sal. Por último, agregamos las hojas de menta picada, dejando alguna entera para decorar. Y a disfrutar de un plato sabroso y nutritivo.

 

¡Buen provecho y buenas letras!


Poema: @martazubiria

Fotografía: @csanzdesiria

Receta: @alba__loureiro

En la cocina: @alba__loureiro y @csanzdesiria

Alpuntoycoma también está pinchando en: Facebook  y Twitter